Sponsorship

Sponsorship
globalcitizen.org

sábado, 20 de agosto de 2011

Del mundo para Dilma: Salve la selva amazónica

La Amazonía está en serio peligro: Brasil está a punto de desmantelar los niveles de protección legal de sus bosques. Si no actuamos ahora, una vasta extensión de este gran pulmón del mundo podría quedar expuesta a ser arrasada.

Esta amenaza a la selva amazónica ha despertado rabia y protestas por todo Brasil, y la tensión sigue creciendo. En un intento de ahogar las críticas a la reforma, varios defensores del medio ambiente han sido asesinados por matones armados, supuestamente contratados por taladores ilegales de madera. Pero el movimiento de defensa de la Amazonía se está defendiendo. Dentro de tres días, valientes líderes indígenas dirigirán marchas ciudadanas masivas por todo Brasil, exigiendo acciones y respuestas al gobierno. Varias fuentes internas han dicho que la presidenta Dilma Rousseff está considerando vetar dichas reformas legales.

El 79% de los brasileños se muestra a favor del veto de Dilma contra los cambios de la ley forestal, y esta presión interna está llevando a varios miembros de su gabinete a respaldar el veto a la ley. Pero necesitamos un clamor global, en solidaridad con el pueblo brasileño, para realmente poder persuadir Dilma. Nuestra petición será desplegada en grandes pancartas durante las marchas ciudadanas por la protección de la selva amazónica. ¡Reunamos un millón de firmas para SALVAR LA AMAZONÍA!

¡A la gente le encanta Brasil! El sol, la música, el baile, el fútbol, sus paisajes y naturaleza. Es un país que inspira a millones de personas alrededor del mundo. No es casualidad que Brasil vaya a ser la sede del próximo Mundial de Fútbol, que en Rio de Janeiro se celebren las Olimpiadas 2016, y que allí se organice también la Cumbre de la Tierra 2012 para detener la lenta agonía de nuestro planeta.

Dicho cariño por Brasil está justificado. La Amazonía es vital para el planeta tierra, ya que el 20% del oxígeno y una quinta parte de nuestra agua dulce provienen de esta magnífica selva tropical. Es crucial que la protejamos.

A su vez Brasil se está desarrollando rápidamente, mientras sigue luchando por sacar a millones de sus ciudadanos de la pobreza. En este contexto, sus líderes políticos se enfrentan a una gran presión para talar la selva y apoyar a la lucrativa industria minera. Por estas razones, Brasil está muy cerca de doblegarse y reducir los niveles de protección del medio ambiente. Mientras tanto, activistas locales están siendo asesinados, intimidados y silenciados. Ahora está en nuestras manos, como miembros de Avaaz, unirnos a los brasileños y pedirle a los políticos de Brasil que se mantengan firmes ante la presión.

Muchos hemos visto que el crecimiento de nuestros países se ha producido casi siempre a expensas de nuestro patrimonio natural, contaminando el agua y aire, y destruyendo nuestros bosques.

Pero hay una alternativa diferente para Brasil. Los antecesores de Dilma redujeron la deforestación de forma importante y eso ayudó a mejorar la reputación internacional de Brasil como un líder en la protección del medio ambiente. Todo ello a la vez que el país disfrutaba de un enorme desarrollo económico.

En los últimos tres años, los miembros de Avaaz de Brasil han dado grandes pasos hacia el mundo que todos queremos. Aseguraron la adopción de una histórica ley contra la corrupción, han presionando a su gobierno para que juegue un rol clave de liderazgo ante la ONU, defendiendo los derechos humanos y tomando acciones para promover la democracia en el Medio Oriente, en África y en otros lugares. Ahora, mientras valientes activistas brasileños están siendo asesinados por proteger un recurso natural de gran importancia para el planeta, unámonos en este día y construyamos un movimiento global masivo e imparable para salvar la Amazonía.

Con esperanza,
Emma, Ricken, Alice, Ben, Iain, Laura, Graziela, Luis y todo el equipo de Avaaz.
Firma la Petición Online Aquí