Sponsorship

Sponsorship
globalcitizen.org

viernes, 23 de septiembre de 2011

Consejos prácticos para tener una vida sostenible

No sólo tenemos el deber de la esperanza, sino que todos tenemos el deber de la acción. Ya hemos leído o escuchado muchos consejos para un Desarrollo Sostenible pero aquí te daremos los que verdaderamente encajan con las condiciones climáticas de Venezuela y que pueden proporcionarnos aún más comodidad y salud:

Aseo Personal

- Báñate más rápido o báñate con tu pareja para aprovechar mejor el agua.
- Cierra la llave del agua cuando te estés cepillando, enjuagando o afeitando.
- Coloca una botella llena de agua de 1lt. En el tanque de la poceta, esto te ayudará a ahorrar un litro de agua por cada descarga que des.
- Al ducharte, coloca un tobo en la regadera para recoger el agua fría mientras sale la caliente; puedes usarla después en la limpieza de la casa, del carro o para regar las plantas. Al fugarse una gota por segundo, al final del día se llena un tobo de por lo menos 30 litros.
- Enjuágate los dientes, después de cepillarte, con un vaso de agua.
- No tires papel higiénico por la poceta.

Jardinería

- Siembra todos los árboles y plantas que puedas.
- Riega tus plantas en la noche o muy temprano, así el sol tardará más en evaporar el agua.

Transporte

- Hazle mantenimiento al carro, alineación y balanceo cada 15.000 kms.
- Usa el transporte público.
- Un autobús lleva tanta gente como diez coches completamente llenos, ocupa tres veces menos espacio en la carretera y emite la mitad de CO2 por kilómetro y pasajero. Una persona que viaja sola en coche produce tres veces más emisiones de CO2 por kilómetro que si va en tren.
- Usa el metro para desplazarte.
- Haz un uso eficiente de tu vehículo.
- No uses el carro en pequeños trayectos en los que puedes ir caminando. Con la bicicleta ahorras hasta 240 kg de CO2 al año. Si no puedes pasarte sin carro, intenta al menos que vayan ocupados el mayor número de asientos en los desplazamientos.
- Calibra tus cauchos dos veces por mes. Por cada 0,5 bar (7 psi) de presión de los neumáticos por debajo del valor correcto, el consumo puede aumentar un 5%.

Lavando

- Seca la ropa al sol, y no utilices secadoras.
- Remoja la ropa en jabón para que sea más fácil quitar manchas y mugre.
- Si lavas la ropa en el lavadero, no desperdicies el agua. Reutiliza con la que enjuagaste para remojar la siguiente tanda de ropa sucia.
- Si utilizas lavadora, úsala sólo para cargas completas. Esto ayuda a ahorrar agua y energía eléctrica.
- Utiliza poco detergente, no es necesario crear mucha espuma, basta con sentir el agua jabonosa, recuerda que lo que limpia la ropa no es la espuma.
- Utiliza detergentes biodegradables.
- No dejes la plancha encendida.
- Una hora de plancha equivale a 20 horas de televisión o a siete de ordenador. Intenta planchar grandes cantidades de ropa y apágala si no la estás utilizando.

Limpiando

- Limpia pisos, paredes y vidrios con dos cubetas de agua; una para limpiar y otra para enjuagar. No abuses de los productos de limpieza.
- Aprovecha el agua jabonosa para lavar los escusados. Si la del enjuague está libre de productos de limpieza, utilízala para regar las plantas o el jardín.

Comprando

- Cambiar los bombillos comunes por los de bajo consumo. En oficinas de Corpoelec las "cambian" gratuitamente.
- Rellenar las botellas de agua en casa para consumir durante el día y no comprar diariamente una nueva.
- No uses vasos, cubiertos o platos desechables.
- No compres ni utilices papel de aluminio.
- Usa fósforos en lugar de encendedores (la mayoría de los encendedores están hechos de plástico y rellenos con butano, y que extrañamente uno piensa que son desechables, los fósforos de cartón, en cambio, están hechos de papel reciclado).
- No usar revolvedores para el café ni pitillos ya que es más plástico contaminante.
- Evita comprar productos envasados o enlatados.
- Usa pilas y baterías recargables.
- Hacer la compra en tu parroquia tiene sus ventajas: Evitas utilizar tu vehículo para desplazarte. Puedes sustituir fácilmente las bolsas de plástico por el carrito de mercado o una mochila. Consume productos locales de temporada y apostar por las verduras también ayuda: el transporte de productos en avión de un lado a otro del mundo genera unas 1.700 veces más emisiones de CO2 que si son transportados en camión a 50 km. Además, la producción de carne genera abundantes emisiones de CO2 y metano y consume grandes cantidades de agua.


Cocinando

- Usa servilletas de tela.
- Antes de lavar los platos, retira los residuos de comida y deposítalos en un pote o bolsa; no los arrojes por el drenaje ni los revuelvas.
- Remoja los platos de una sola vez; si tienen mucha grasa, utiliza agua caliente. Enjabónalos con la llave cerrada y enjuágalos rápidamente bajo un chorro moderado.
- Lava las verduras en un recipiente con agua; tállalas con los dedos o con un cepillo y desinféctalas. Reutiliza esta agua para el escusado o regar plantas.
- Haz un uso inteligente de tus electrodomésticos.
- Podemos mejorar la eficiencia de nuestros electrodomésticos con un uso que aumente su rendimiento. Por ejemplo, si colocamos la nevera en un lugar fresco se ahorra hasta 150 kg CO2 al año. No abrirla más de lo necesario o no introducir alimentos calientes son otros consejos para reducir el consumo eléctrico.
- Ajusta la refrigeración., existen otras opciones al aire acondicionado. Utiliza sistemas pasivos para refrigerar tu casa, como aprovechar las corrientes. También puedes instalar ventiladores de techo. Si no puedes pasarte sin aire acondicionado, proteger del sol directo la unidad exterior del aparato permite ahorrar hasta un 10% en el consumo y en la factura de electricidad. Ajusta el acondicionador a 25°C o más, reducirás el gasto de energía entre un 10% y un 20%.
- Cocina ahorrando. Con un gesto tan sencillo como hervir sólo el agua que necesitamos al cocinar contribuye a ahorrar unos 25 kg de CO2 al año. En el momento que el agua comience a hervir puedes disminuir la llama de fuego, la temperatura se mantendrá, tus alimentos se cocinarán igualmente, utilizarás menos gas y disminuirás CO2.

Trabajando y/o Estudiando

- Utiliza las escaleras. Un recorrido de 15 segundos en ascensor equivale a mantener encendida una bombilla de 60 vatios durante 1 hora. Sube andando en lugar de tomar el ascensor, es bueno para el medio ambiente y para ponerte en forma.
- No dejes los aparatos en "Stand by" Los aparatos como televisores, computadores o dvd's en estado de espera consumen el 15% de su consumo total. En algunas viviendas, el consumo de estos aparatos en "Stand by" puede llegar a sumar el 10% del consumo del hogar. Si colocamos una regleta con interruptor para cortar totalmente la corriente que les llega podemos reducir 39 kg de CO2 al año.
- Desenchufa todos los cargadores. El cargador consume aunque no esté conectado al teléfono. Desenchufa el cargador del móvil cuando no lo uses. Si dejamos el cargador siempre enchufado estaremos desperdiciando el 95% de la energía necesaria para cargar el teléfono.
- Apaga la luz cada vez que salgas de un espacio de la casa, escuela u oficina.
- Imprime solo cuando sea necesario.
- No botes basura en la calle, lleva una bolsa contigo.

Esto pasos para un desarrollo sostenible son cortesía de Moverse
Twitter: https://twitter.com/moverse_vzla
Los grandes problemas son la suma de las pequeñas actitudes; de la misma forma que los pequeños cambios son imprescindibles para solucionar los grandes problemas.