Sponsorship

Sponsorship
globalcitizen.org

domingo, 30 de abril de 2017

Comisión Interamericana De Derechos Humanos 'Informe Anual 2016' Capítulo IV.B Venezuela

Durante 2016, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (en adelante "la Comisión" o "la CIDH") ha continuado monitoreando la situación general de derechos humanos en Venezuela y ha observado la persistencia de situaciones estructurales que afectan los derechos humanos de los venezolanos y que ha derivado en una grave crisis política, social, y económica. Dentro de estas situaciones estructurales la Comisión ha identificado, en primer término un agravamiento de la situación de seguridad ciudadana en relación al derecho a la vida e integridad personal.

En segundo término, se ha observado un deterioro del Estado de Derecho y las instituciones democráticas. Al respecto, por un lado, continuaron las denuncias sobre la falta de acceso la justicia y a un Poder Judicial independiente e imparcial y por el otro, se ha exacerbado la polarización política reflejada en un abierto enfrentamiento entre el Poder Legislativo y los demás poderes del Estado que afecta el necesario balance y separación de poderes en una sociedad democrática. En este contexto, la Comisión ha observado también la consecuente afectación a los derechos políticos y a la participación en la vida pública.

En tercer lugar se ha observado un deterioro del derecho a la libertad de expresión, con la detención arbitraria y encarcelamiento de opositores y aquellas personas que hacen público su disenso con el gobierno, la represión y restricciones indebidas al ejercicio de la protesta, los despidos y amenazas a empleados públicos con perder su cargo en caso de manifestar opiniones políticas contra el oficialismo, las campañas de estigmatización y hostigamiento en perjuicio de periodistas, opositores políticos y ciudadanos, el uso del derecho penal y otros controles estatales para castigar o inhibir el trabajo de la prensa crítica, y la obstaculización al derecho de acceso a la información.

Como cuarto punto se ha observado un severo agravamiento en el acceso a los derechos económicos, sociales y culturales (DESC). Al respecto, la situación de desabastecimiento y escasez de alimentos, medicamentos, agua y energía, ha generado una grave crisis, que ha propiciado los brotes de enfermedades y otras afectaciones a la salud. Frente a este escenario, la respuesta ha sido deficiente y, en situaciones, con una falta de acceso a la atención médica necesaria, lo cual ha afectado severamente a los niños y niñas, las personas enfermas, las mujeres embarazadas, las personas con discapacidad y los adultos mayores, entre otros grupos. En este contexto, aunado al contexto político, se produjo un aumento de las protestas públicas que han sido, a su vez, enfrentadas por los agentes de seguridad a través del uso de la fuerza.

Asimismo, la Comisión ha continuado observando la situación precaria de las defensoras y defensores de derechos humanos, las personas privadas de libertad y de los migrantes y refugiados, así como de otros grupos en situación de especial vulnerabilidad. Finalmente, la Comisión ha continuado encontrando dificultades para realizar su monitoreo dada el escaso acceso a la información pública sobre la gestión de los órganos del Estado así como respecto de cifras oficiales que permitan evaluar la efectiva vigencia de los derechos humanos en Venezuela. (Continúa)

Descargar .pdf: https://box.com
Descargar .pdf: https://mega.nz